El petróleo y Canarias

Posted on

Yo tampoco quiero ver petróleo derramado en las costas canarias. Pero es que los argumentos contra el petróleo que estoy oyendo me parecen discutibles y matizables… Veamos:

“El petróleo es malo”:

Canarias es un importador masivo de petróleo, y más teniendo en consideración la proporción a su territorio y su población. La economía canaria depende del petróleo de manera profunda. Sus derivados mueven los aviones y los barcos que traen a los turistas y los medios de transporte que los mueven por las islas (guaguas, coches de alquiler, taxis, etc); generan el 95% de la electricidad que se consume en Canarias en TODOS los sectores de producción (primarios, secundarios y terciarios), hasta sirve para desalar el agua que consumimos. No sólo eso, sino que, como archipiélago dependiente del exterior, traemos una gran parte de los bienes que consumimos de fuera, y esos bienes viajan en medios propulsados por el petróleo.

“Canarias puede sustituir el petróleo con energías renovables”:

En primer lugar, el transporte de personas, que es la aplicación primordial del combustible fósil en Canarias, es una quimera en la actualidad. El vehículo eléctrico está en pañales y sólo se aplica en soluciones privadas, pero es que además la electricidad necesaria para cargar las baterías de este tipo de vehículos provendría igualmente de combustible fósil en su mayor parte.

En segundo lugar, no hay barcos ni aviones eléctricos. ¿Cómo vendrían los turistas?

En tercer lugar: Las alternativas ecológicas no gustan a los ecologistas. ¿Quién quiere ver su isla llena de molinos de viento, cultivos solares, centrales hidroeléctricas? ¿Cómo se protege el paisaje y la costa al tiempo que se plantan estos sistemas de gran impacto visual y que necesitan abarcar tanta superficie en territorio reducido para ser fructíferos? ¿Cuánta superficie hay que dedicar en Canarias a la generación de energías limpias? Los molinos de viento corrompen el paisaje, los huertos solares abarcan grandes terrenos y convertir la energía del mar requeriría sacrificar vida marina.

En cuarto lugar: Las energías renovables son MUY costosas. Un molino de viento, por ejemplo, tarda de 7 a 15 años en amortizarse (a partir de ahí empezaría a ser rentable) y la inversión necesaria tendría que salir de las arcas públicas “a pachas” con las empresas privadas de turno, que no, no son mejores que Repsol (ni peores). La factura de la luz se incrementaría mínimo un 200% mientras pagaríamos las subvenciones a las empresas privadas con nuestros impuestos. Y todo esto sólo serviría para sustituir un 15% del combustible fósil.

Un buen ejemplo a escala de esto: En toda Canarias hay muchas casas que tienen una pequeña placa solar para calentar el agua de la ducha, pero pocas o ninguna tienen todas las placas solares necesarias para proveer TODA la electricidad necesaria en el hogar. ¿Por qué? Porque nadie o casi nadie quiere o puede gastarse la gran cantidad de dinero necesaria para ello.

“Allí donde se extrae petróleo hay un pueblo explotado y desastres ecológicos”:

De acuerdo. ¿Y qué responsabilidad tenemos los que consumimos petróleo por ello? Aunque se evite la extracción de petróleo en nuestras costas, Canarias seguirá siendo un consumidor masivo de petróleo a corto y medio plazo. Si el problema se reduce a que sólo nos preocupa si nos afecta a nosotros y a lo nuestro, admitamos nuestro egoísmo, y no adoptemos posturas de compromiso con ideales de justicia, igualdad y buenrollismo universal. No hay nada de justo, igualitario o bueno en que otro punto del planeta se vaya al guano para beneficiarnos nosotros. Luego también nos escandalizamos cuando vemos a los países del primer mundo (nosotros incluidos) hacer y deshacer en países con recursos petrolíferos, con el último ejemplo de Libia.

¿No es suficiente como para no ver este problema desde un sólo punto de vista?

Volvamos al principio: Yo tampoco quiero ver un vertido de petróleo en la costa canaria. Pero eso no quita que las protestas me parezcan poco realistas, un tanto hipócritas y algo egoístas.

Un comentario sobre “El petróleo y Canarias

    Pereyra escribió:
    9 julio, 2012 en 13:47

    Lo has dicho clarísimo. Y añado: una comunidad que tiene el combustible fuertemente subvencionado (o exento de impuestos, si acaso es distinto). Tanta 4×4 con la pegatina de “No al petróleo” resulta irritante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s