‘Misfits’: Los guionistas también tienen superpoderes

Posted on

 

Toda la vida pensando que misfit significaba algo así como espectro, fantasma, aparición… debido al tenebroso aspecto que lucían en el escenario los miembros de The Misfits, la legendaria banda americana de punk-rock… y no, significa algo que no encaja del todo, algo inadaptado… inadaptados sociales, por ejemplo.

En Misfits, el penúltimo descubrimiento en series llegadas desde las islas británicas, los protagonistas son precisamente eso, jóvenes inadaptados que se sienten desvinculados de la sociedad. Cada uno por sus motivos y circunstancias, y como consecuencia de personalidades problemáticas en uno u otro aspecto, terminan cometiendo algún acto socialmente reprobable o delictivo y son condenados a realizar trabajos de servicio comunitario. En estas circunstancias, acudiendo cada día a un centro y vistiéndose de reos urbanos, coincidirán y comenzarán a convivir de mala gana, lidiando con las chispas que surgirán del encuentro de caracteres y trasfondos privados igualmente difíciles y controvertidos.

Pero mientras tratan de llevar a cabo su trabajo y soportarse, no sin mala gana a toneladas, algo extraño ocurre: Un fenómeno meteorológico inaudito los toma por sorpresa, una especie de tormenta los engulle mientras tratan de ponerse a cubierto. Pierden la conciencia y al cabo de unas horas, cuando despiertan, comienzan a descubrir que tienen poderes especiales…

A partir de aquí, los superpoderes no dejan de ser un punto de partida sobre el que desarrollar guiones llenos de humor y situaciones cómicas. Siendo adolescentes difíciles y rebeldes, lo único que no podrían adquirir mágicamente sería madurez y sentido de la responsabilidad;  la escalada de situaciones absurdas a las que dará pie su aventura conjunta será impagable. Además los guiones son ambiciosos y transgresores y no se cortan un pelo a la hora de poner toda la carne en el asador con tal de lograr el objetivo de construir escenas y diálogos desternillantes y aventuras interesantes.

Al igual que otras muchas series británicas, Misfits se condensa en temporadas de seis capítulos (en esta segunda añadieron un especial navideño que suma una séptima emisión) por lo que los guiones funcionan como relojes suizos para proponer arcos argumentales y aventuras que van directas al grano y se desarrollan sin paja ni trampas al espectador. Los guionistas, además de parir líneas de diálogo y situaciones hilarantes y unos personajes con carácter propio, ofrecen un ejemplo de creatividad, originalidad y resolución que da sopa con ondas a los referentes más cercanos que podrían venir a la mente, como Lost o Heroes. Allí donde una se servía de continuos cliffhangers nunca resueltos para mantener al espectador en un estado de ansiedad continua ante un evento inexplicable y otra dejó caer en barrena a sus personajes ante la exasperación y posterior aburrimiento del público, Misfits plantea y resuelve cualquier giro de guión, cualquier idea brillante y original en uno o dos capítulos. Por eso, son especialmente disfrutables los episodios en los que se lanzan a jugar con conceptos tan frikis como los sucesos paranormales, los viajes en el tiempo, los personajes misteriosos, los juegos de apariencias, las intrigas, las relaciones… Misfits va directa al meollo del asunto y por suculenta que pueda parecer una idea como gancho para el público, los guionistas la despachan como si tuvieran la recámara repleta de ellas.

Escena memorable de Nathan haciendo el bobo, como siempre...

Todo esto tiene aun más mérito dado que Misfits es una serie hecha con cuatro duros. Se nota en los decorados, localizaciones, atrezzo, efectos… pero es tal el talento de sus autores que consiguen obviarlo por completo: Las interpretaciones son estupendas, seguramente tanto por la dirección de actores como por un casting perfecto (coger a un actor que encaje en el papel sin apenas construir el personaje); los guiones y los argumentos en los que se basan mantienen el interés constantemente y un brillante uso de la música, algo especialmente destacable, hacen que la serie se sostenga sin problemas sobre sus aparentes carencias.

Siendo el punto fuerte de la serie el humor, destaca por encima de todos el personaje de Nathan, un clown irreductible, grosero, impertinente y sin el más mínimo sentido del decoro o la vergüenza, que en todo momento usará el humor y el sarcasmo para afrontar lo que le ocurre a él y a sus compañeros, algo que por supuesto no hará sino generar más tensiones dado lo cargante que resulta para el resto de personajes. El actor que le da vida parece nacido sólo para ello y es la punta de lanza del reparto.

Por último me gustaría destacar una vez más la originalidad de Misfits. Una serie sobre superpoderes y sucesos inexplicables es como tratar de reinventar la rueda sin que se note. Si bien usan ideas ya existentes, utilizan el contexto humorístico para colar otras que en una ciencia-ficción seria no tendrían cabida, incluso ni siquiera en un cómic de superhéroes mínimamente “serio”. Y consiguen que cuelen, todas y cada una, dejándote con la carcajada y la sonrisilla tonta después de cada episodio, a gusto después de haber visto un producto hecho con dedicación, talento y honestidad creativa.

Misfits se encamina  a una tercera temporada. Esperemos que todo siga igual y que sus responsables no pierdan el norte, porque han bordado en dos temporadas lo que otros no logran llevar a cabo en cinco o seis.

2 comentarios sobre “‘Misfits’: Los guionistas también tienen superpoderes

    mJ escribió:
    20 abril, 2011 en 09:12

    Es una serie que me ha dejado bastante conforme. No puedo estar más de acuerdo contigo🙂

    Y no hay nada de dobles diálogos, falsas verdades. Es una serie transparente, pura, como la realidad, mezclada con fantasía de una forma tan natural, que hasta casi te crees que esto puede ocurrir en la realidad.

    grisislas escribió:
    18 julio, 2014 en 18:14

    Considero que es una serie bien estructurada, lo cierto es que es un trabajo que va dirigido a un público adolescente, yo me enteré de ella por la aparición de Danny Sapani que es uno de los actores que me gusta, más por Penny Dreadful! En fin, buena la serie!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s