Louis C.K., más allá del ‘stand-up comedy’.

Posted on Actualizado enn

Hace años que siento fascinación por el humor americano y en especial los cómicos de stand-up. Este género es lo que aquí en España entendemos por ‘monólogos’, aunque por los ejemplos de los que disponemos (al menos los que yo he visto) estamos lejos de alcanzar la calidad de la escuela americana. Entre otras cosas, porque en nuestro país se suele dar la figura del actor o ‘personaje mediático’ que interpreta un guión ajeno, mientras que en Estados Unidos lo normal es que el humorista sea el creador de los textos, por lo que la personalidad y línea creativa de su actuación marcan una diferencia con el resto.

Como es natural, los cómicos de stand-up americanos beben y forman parte de la tradición y cultura americanas del espectáculo, mientras que en España la presencia de esta disciplina es prácticamente inexistente. Que yo sepa no abundan los clubes de actuaciones en vivo ni hay en las televisiones programas de humor con la solera y veteranía de Saturday Night Live (olvidemos la vergonzosa adaptación que perpetró Cuatro), los late-show conducidos por Johnny Carson, David Letterman, Conan O’Brien, Jay Lenno… Programas que han sido escuela de arte y oficio para un incontable número de actores y cómicos que todos conocemos (y de muchos de los cuales ni siquiera sospechamos que se dedicaran en algún momento a ello). Ha habido imitaciones de distinta índole y suerte en nuestro país. Sin duda, la más digna y exitosa, aunque inevitablemente autóctona, Buenafuente; pero nada especialmente significativo ni clasificable en la misma liga.

Pues bien: Mi último descubrimiento dentro de este género ha sido Louis C.K.

Louis C.K. es un excelente stand-up comedian de ‘humor observacional’. Su estilo está predominado por una especie de realismo entre el pesimismo y la estupefacción basado en experiencias personales que expone a través de un lenguaje rotundo y sin tapujos (lo que un amigo mío llama “brutal truth”) y una perfil de eterno peter pan. Son habituales en sus rutinas la influencia que tuvo sobre él la enseñanza del catolicismo cuando era niño, la paternidad, las relaciones con las mujeres, cumplir edad, el matrimonio, el divorcio, el sexo… Pero más allá de lo ingeniosos que sean sus chistes o reflexiones (o como lo llaman en el argot de la profesión, bits), lo que realmente sorprende es la autenticidad, la verdad existencial que predomina en su discurso. Escuchar a Louis C.K. no es tanto escuchar una colección de chistes inconexos de un graciosete como una experiencia de vida, como escuchar a ese amigo simpático, cínico, experimentado aunque eterno adolescente, que siempre tiene un punto de vista interesante, más serio de lo que pudiera parecer en un primer momento.

Pero Louis C.K. no sólo se dedica al stand-up (y aquí es donde viene lo que me ha llevado a escribir esta entrada): El señor C.K. es un tipo con inquietudes creativas. Además de haber escrito guiones para los late show en los que ha participado, ha creado, producido, escrito y protagonizado dos series para televisión. En 2006, para HBO creó Luckie Louie, una sitcom grabada con público en plató (a pesar de ser una práctica habitual en Estados Unidos, era la primera vez que se hacía bajo las siglas de la HBO) que a diferencia de las sitcom clásicas, no tiene risas enlatadas y hace gala de una singular austeridad en la puesta en escena.

A lo largo de los trece capítulos de su única temporada asistimos al agridulce a la vez que descacharrante delirio diario de un matrimonio de clase obrera con una hija de cuatro años y las relaciones con sus amigos y vecinos. En la serie a pesar de dibujar la vida familiar de los personajes no tiene cabida el sentimentalismo de grano gordo que suele verse en muchas comedias americanas, ni mucho menos la moralina o los típicos valores tradicionales tan del gusto de gran público americano. Louie C.K. en ese aspecto no defrauda, pero siendo Lucky Louie una sitcom, estaba limitada desde un principio a las inquietudes narrativas de su creador. Tras tres años en los que se dedicó a colaboraciones en televisión con Chris Rock o David Letterman entre otros, el canal FX dio luz verde a su proyecto Louie.

Viniendo de ver la comedia pura y dura de Lucky Louie no me esperaba el tono de crónica urbana de las miserias humanas modernas que Louis C.K. imprime en Louie y la sorpresa fue mayúscula y tremendamente satisfactoria. La primera diferencia con el anterior trabajo es que en esta ocasión Louis C.K. no interpreta un papel ajeno a través del cual traslucir su personalidad (en Lucky Louie era un mecánico), sino que se interpreta a sí mismo. El protagonista de Louie es Louis C.K. y la serie no es una ficción al uso sino que roza el documental de ficción. El tono es realista y tragicómico.  La acción se desarrolla enteramente en localizaciones (lo contrario a los platós de televisión) como el apartamento, el club en el que actúa, locales de ocio, restaurantes, calles, colegios… y la narración describe el día a día de Louie como comediante, padre, hijo, hombre divorciado de mediana edad… A través de escenas compartidas con amigos, familia y compañeros de trabajo,  en cada capítulo se abordan reflexiones sobre la amistad, el sexo, el amor, las relaciones con las mujeres, los prejuicios, la política americana, la violencia juvenil, las relaciones familiares… A pesar de los momentos cómicos hay escenas de cruda realidad humana perfectamente guionizados e interpretados tanto por Louis C.K. como por los secundarios que lo respaldan.

Entre todos los capítulos me quedaría sin duda con dos que me impactaron especialmente (sin destripes): El del adolescente violento y el del flashback sobre la experiencia de asistencia a la Catequesis de la infancia de Louis C.K., sencillamente magistrales.

Ahora mismo de Louie puede disfrutarse una primera temporada de trece capítulos, aunque desconozco si FX tiene firmada una continuación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s